Fractura de Clavícula

          La Clavícula es un hueso localizado en el tórax a nivel de la base del cuello y que junto con la escápula, unen a las extremidades superiores con él tronco.

¿Qué frecuencia tienen las fracturas de Clavícula?

         La clavícula es uno de los huesos que con mayor frecuencia se fractura en los niños, especialmente en los menores de 10 años. Se produce normalmente por una caída con el brazo estirado (traslada la fuerza del impacto hasta la clavícula) o por un golpe directo sobre el hombro. Estas fracturas pueden ser completas o incompletas (rama verde), es más frecuente este último tipo en niños pequeños.

         También suelen dividirse estas fracturas de acuerdo a la localización de la lesión en el hueso, dividiendo la clavícula en tercios podemos decir que la gran mayoría de estas lesiones ocurren en el tercio medio.

¿Cuál es el cuadro clínico?

         La historia de una caída sobre el brazo o el hombro, aunado a la presencia de dolor, aumento de volumen en la región clavicular y la incapacidad del niño para levantar el brazo son suficientes para sospechar de una fractura de clavícula.

          En ocasiones el desplazamiento de la fractura es muy importante y genera un gran hematoma que se hace visible por cambios en la piel como equimosis (moretón), levantamiento de la piel o incluso la palpación de uno de los extremos del hueso roto. Sin embargo en otras ocasiones, especialmente en niños chicos en los que la fractura puede ser incompleta o tener un mínimo desplazamiento, el único signo de sospecha es el dolor al momento de alzar el brazo, ya que el paciente puede jugar y no referir dolor, además de no presentar ningún cambio visible en el hombro.

¿Qué estudios pueden apoyar el diagnóstico?

          La Radiografía anteroposterior de hombro suele ser suficiente para confirmar el diagnóstico. En muy contadas ocasiones se hace necesario el utilizar proyecciones radiográficas especiales para
visualizar completamente la clavícula (Vista apical, utilizada en casos con alto grado de sospecha, pero no confirmado en proyección convencional).

¿Cuál es el tratamiento?

          Las fracturas de clavícula en niños suelen ser muy nobles en el sentido de que casi todas ellas pegan pronto y sin mayores complicaciones. El tratamiento médico es lograr la consolidación del hueso en la forma más cosméticamente aceptable.

          El médico Ortopedista Pediátrico se encargará de informarle acerca de los diferentes tipos de inmovilización que se pueden utilizar y que alinean a la clavícula de una manera aceptable mientras
presenta la formación de callo óseo (consolidación), suficiente para poder ser retirado.

         Durante los primeros tres a cinco días se sugiere el tratamiento adicional a la inmovilización con analgésicos y antiinflamatorios, que le ayudaran al niño a tolerar el dolor.

¿Existen secuelas después de una fractura de clavícula?

         No, la mayoría de las fracturas de clavícula pegan pronto y permiten la regularización de las actividades del niño en 3 a 4 semanas. Una vez que se presenta la consolidación ¬(callo óseo), es posible palpar y ocasionalmente ver una prominencia o “bolita” sobre el sitio de la fractura. Este callo óseo es prueba clara de que el hueso ha sanado y no es permanente, en un lapso de seis a doce meses habrá desaparecido y la clavícula habrá recuperado su forma normal. En muy raras ocasiones una fractura de clavícula puede tener un desplazamiento tan importante que no puede realinearse fácilmente o que pueda comprometer alguna estructura nerviosa o vascular que justifique su reducción bajo anestesia o aún más raro, su reducción abierta.

          En todos los casos el pronóstico y resultado final generalmente es bueno.

Contáctanos

Dr. Gregorio Osuna Cámara
Av. Río Mayo 1306-102, Col. Vista Hermosa,
Cuernavaca, Morelos, México
Tel. (777) 315-9373 ó 315-9374
Cel. (777) 327-1805
Nextel ID 62*229149*1
Urgencias las 24 hrs

Temas de Interés

Hoja informativa, www.niams.nih.gov 
Pérez Irazusta I. y col., www.osanet.net
Dr. Alfredo Covarrubias-Gómez